Cuentos que mi jefe nunca me contó - Juan Mateo

En esta entrada os traigo una recomendación literaria, Cuentos que mi jefe nunca me contó, escrita por Juan Mateo. Me recomendaron este libro hace tiempo e inmediatamente lo compré, tardé en leerlo una tarde. Lectura fácil y entretenida, pero además, con un montón de cuentos y anécdotas que harán que pienses de otra forma. Os dejo un extracto del mismo. El precio del libro son 19,90 Eur recomendable 100%, os dejo la página del autor.

DISCLAIMER: Dejo este “extracto” adaptado, es decir, no es exactamente el mismo que en el libro ya que esta historia circula por internet desde hace años. Para evitar problemas por derechos de autor he utilizado la versión que circula por las redes sociales. En todo caso, el libro es impresionante y está cargado de magníficas historias.

Deshollinadores Cuentos que mi jefe nunca me contó Juan Mateo Empresas Construcción

Un rabino se encontraba orando en una sinagoga cuando un joven entró apresuradamente con la intención de pedirle consejo. El rabino al terminar se levantó y se dispuso a conocer las inquietudes de dicho joven:

 – Rabino – comenzó el joven- estoy a punto de tomar una decisión trascendental en mi vida y necesito de tu consejo.

 – Qué necesitas, estoy aquí para responder a cualquier duda que me plantees.

 – He tomado la decisión de ser judío.

 A lo que el rabino, sin mostrar asombro alguno le respondió:

 – Me gustaría que me dijeras por qué. Cuál es la razón que te ha llevado a tomar una decisión tan importante en tu vida como es la de cambiar de religión.

 El chico se quedó pensando y añadió:

 – Te voy a decir la verdad. Quiero ser judío porque quiero ser rico. Todos los judíos que conozco son ricos y estoy convencido que en el Talmud hay algo que os hace ver los negocios de una manera distinta, así que yo quiero aprender el Talmud y de esa manera hacerme rico.

 El rabino siguió sin mostrar ningún tipo de sorpresa a las palabras del chico y agregó:

 -Mira hijo, quiero que me escuches con atención. Ser judío es algo muy distinto a lo que tú estás planteando. Ser judío es una religión, una filosofía de vida, una manera de afrontar el futuro que está más allá de nuestra existencia.

 – Rabino- continuó el joven mostrando síntomas de nerviosismo- ¿Me va a enseñar el Talmud, si o no? Porque si no me lo enseña, buscaré a otro rabino que me lo enseñe. No voy a parar hasta encontrar a un rabino que me haga caso.

 – Vamos a hacer una cosa- le dijo el Rabino con la misma tranquilidad del principio- te voy a hacer 4 preguntas. Ninguna de esas 4 preguntas tiene dificultad técnica. Ahora bien, si no eres capaz de contestarme tan solo a una de estas 4 preguntas, júrame que abandonarás la idea de ser judío.

 El joven vio un rayo de luz en la proposición del rabino y aceptó el reto.

 -La primera pregunta dice: 2 deshollinadores judíos están limpiando una chimenea y se caen por el hueco. Uno sale limpio y el otro sucio. ¿Quién de los 2 va a lavarse?

 – El que está sucio obviamente.- afirmó el joven sin dudar.

 – ¡¡No!!. Porque mira hijo, desde el punto de vista de la REALIDAD lo que ocurriría es que el que está limpio mira al sucio y diría, “Nos hemos manchado”. El que está sucio miraría al que está limpio y diría, “No nos hemos manchado”, así que va a lavarse el que está limpio.

 El joven puso cara de circunstancias pero prefirió no oponerse a la decisión del rabino, total, quedaban 3 preguntas y solo debía de acertar una.

– La segunda pregunta dice: 2 deshollinadores judíos están limpiando una chimenea y se caen por el hueco. Uno sale limpio y el otro sucio. ¿Quién de los 2 va a lavarse?

 El joven, que ya estaba sospechando la trampa del rabino, afirmó:

 – Bueno, acabas de darme la solución, así que será el que esta limpio.

 – Te equivocas por segunda vez hijo. Porque desde el punto de vista de la VERDAD es que el que está sucio se miraría a si mismo y diría: “Me he manchado”. Por el contrario, el que está limpio, se miraría a si mismo y diría: “No me he manchado”. Por lo que iría a limpiarse el que está sucio.

 La cara del joven cambiaba por momentos, pero todavía conservaba la esperanza de responder bien una de las dos preguntas restantes.

 – La tercera pregunta dice: 2 deshollinadores judíos están limpiando una chimenea y se caen por el hueco. Uno sale limpio y el otro sucio. ¿Quién de los 2 va a lavarse?

 -Pues muy sencillo- dice el joven- unas veces va el limpio y otras el sucio.

 – Te equivocas por tercera vez hijo. Porque desde el punto de vista METAFÍSICO es absolutamente imposible que dos personas que caigan por el mismo agujero y uno salga limpio otro salga sucio. O salen los dos limpios o salen los dos sucios. Así que este problema que te planteo no tiene solución.

 Todavía quedaba una pregunta definitiva que podría marcar el futuro del joven y el rabino, sin mostrar intranquilidad alguna se la plantea:

 – La cuarta y última pregunta dice: 2 deshollinadores judíos están limpiando una chimenea y se caen por el hueco. Uno sale limpio y el otro sucio. ¿Quién de los 2 va a lavarse?

 – Rabino, si bien he comprendido, desde el punto de vista de la REALIDAD el sucio, desde el punto de vista de la VERDAD el limpio y desde el punto de vista METAFÍSICO no tiene solución.

 A lo que el rabino, esbozó una leve sonrisa y añadió:

– Hijo mío – suspiró el rabino- , no has entendido absolutamente nada, porque, según y como piensas tú, lo que jamás verás en tu vida es a dos judíos que sean deshollinadores.

 

¿Qué hemos aprendido?

Que no existe una ÚNICA respuesta a una misma pregunta, debemos considerar siempre DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. Además, debemos escuchar y comprender otros puntos de vista, que nos ayudarán en la toma de decisiones. Y siempre, siempre, debemos buscar las diferentes razones que nos rodean a la hora de llegar a un acuerdo!.

Os dejo también un vídeo con una entrevista a Juan Mateo.

¡¡Saludos!!

Escrito por

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos recién licenciado por la Universidad de Cantabria. Me encanta todo lo que tenga que ver con el mundillo de la construcción y del project management.

Web personal...

Google+...

Comentarios cerrados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *